Cómo la química dará forma a los hogares del futuro

En los hogares del mañana, la química innovadora traerá soluciones inteligentes a problemas ecológicos.

La tecnología inteligente redefine los productos básicos para el hogar

En el futuro, probablemente todos podamos ducharnos con buena presión de agua, incluso cuando haya muchas personas usando la ducha en la zona. Eso es porque las cañerías podrían imprimirse en 4D y cambiar de forma para transportar el agua de manera más eficiente.

Aunque la electricidad todavía alimenta sus electrodomésticos, en el futuro probablemente no tenga que preocuparse por los molestos cables eléctricos. Este será el caso cuando la energía, generada a partir de fuentes renovables, llegue a sus electrodomésticos en forma inalámbrica. Además, cuando salga de su casa, la canción que escuchaba en su sala, podría estar esperándolo en su vehículo eléctrico autónomo. Será así porque la música basada en la nube sabrá cómo seguirlo de un lugar a otro. Y, si olvida llevar consigo la lista de compras, la nevera probablemente ya sabrá lo que necesita y lo ordenará por usted. Muchos de estos nuevos aspectos de nuestra vida cotidiana se deberán en gran medida a la influencia de la química.

La química está en todas partes en nuestros hogares

Es de esperar que los hogares del futuro, al igual que la sociedad en su conjunto, sean más inteligentes y sostenibles que los de hoy. La química ayudará a hacer realidad estas innovaciones de la infraestructura moderna. Después de todo, la química ha estado transformando los hogares de las personas durante décadas.

“La química invade por completo nuestros hogares”, observa Frenk Hulsebosch, Gerente Global de productos de Chemours. “Los materiales de construcción, la pintura, el aislamiento, los muebles, la electrónica, los utensilios de cocina… lo que sea. Un hogar moderno no sería posible sin la química”.

Cuando imaginamos los hogares del futuro en todo el mundo, queda claro que la industria química seguirá siendo la base de las innovaciones que impulsan la tecnología doméstica. De hecho, algunos productos clave de Chemours disponibles hoy en día nos ayudarán a llegar allí, incluido Teflon™ PTFE, un ingrediente clave en la fabricación de semiconductores, y las membranas de intercambio iónico Nafion™, que permiten almacenar energía y aumentar la eficiencia de los paneles solares, así como generar electricidad con bajas emisiones contaminantes.

Factoide: Soluciones inteligentes para dispositivos de IOT conectados

Soluciones inteligentes a los problemas ecológicos

La inteligencia artificial basada en la nube, los robots colaborativos y los algoritmos de aprendizaje automático son solo algunas de las tecnologías inteligentes que podrían ser esenciales en el hogar del futuro.

Como observó Gartner, el avance hacia este tipo de tecnología ya ha comenzado: En 2016, había aproximadamente 3,900 millones de “cosas” conectadas en la categoría de los dispositivos de consumo. Gartner pronostica que este número aumentará a aproximadamente 12,800 millones en el 2020.

En lo que respecta a qué hace que un hogar se convierta en inteligente, “Todo, desde la climatización y el consumo energético hasta el entretenimiento, comienza a controlarse mediante un ciclo de retroalimentación que se basa en nuestras propias preferencias y tendencias”, explica Gerardo Familiar, Director Comercial de Recubrimientos Teflon™ de Chemours. “Esto es viable y, de hecho, posible gracias a la ciencia y la ingeniería, incluida, por supuesto, la química”.

Específicamente, la química ayuda a crear los materiales avanzados necesarios para hacer realidad el hogar conectado. Un ejemplo concreto: Los Fluoropolímeros Teflon™ de Chemours permiten alcanzar las velocidades de transferencia de datos de la tecnología 5G. Esta velocidad, que se torna cada vez más indispensable, es posible gracias a que los materiales Teflon™ pueden procesar químicos de alta pureza y resistir altas temperaturas, lo que permite a los semiconductores funcionar de forma más rápida y eficiente, y con menos defectos.

Factoide: Las soluciones sostenibles dan forma al hogar del mañana

… sin dejar de lado las soluciones sostenibles

“Los propietarios del futuro buscarán eficiencia energética y sostenibilidad”, explica Familiar. De acuerdo con Bloomberg New Energy Finance, en el 2040, el 15 % de la electricidad del mundo provendrá de paneles solares.

La química será indispensable para hacer realidad esta proyección por varios motivos. Los Fluoropolímeros Teflon™ se emplean en sistemas de gestión de baterías para capturar energía solar, e incluso se emplean en películas y recubrimientos necesarios para construir los propios paneles solares.

Además de los paneles solares, las membranas de intercambio iónico Nafion™ permiten crear soluciones de almacenamiento de energía que hacen posible un uso más extendido de las energías renovables como parte de una solución energética de largo plazo. De hecho, las membranas Nafion™ permiten crear tecnologías que ofrecen un sistema de control de picos de la demanda (reduciendo el consumo eléctrico durante las horas de máxima demanda), menores emisiones, respuesta más rápida a la demanda, e integración avanzada de fuentes de energía renovables (fuentes de generación pequeñas agregadas para atender la demanda). Estos beneficios son esenciales para el desarrollo de baterías de gran escala y de larga duración.

“Para abastecer a las 7,000 a 9,000 millones de personas que viven en la Tierra, es urgente que la energía se torne más eficiente y renovable”, dice Hulsebosch. Esto confirma que, sin dudas, los hogares serán más sostenibles”.

“Desde una perspectiva más amplia, agrega Familiar, los productos de Chemours son un factor necesario para las industrias innovadoras para el hogar. Nuestros productos no son la solución completa pero, sin ellos, la solución no puede funcionar de forma óptima o, en algunos casos, ni siquiera existir”.