Observamos al “placer” con un microscopio

Desde conciertos de rock hasta parques de diversiones, la química hace posible la modernización del placer. Nuestra serie La química del placer muestra cómo.

La química del placer

Sin la química, ha sido muy difícil divertirse.

El trabajo realizado en el laboratorio nos lleva al juego. Gracias a los fluoropolímeros, los ingenieros de audio pueden ofrecer un sonido casi perfecto a las personas que asisten a un concierto. Los polímeros avanzados permiten la creación de vestimenta y equipos deportivos modernos. Gracias a los lubricantes de alto rendimiento, los turistas pueden llegar a sitios exóticos y alejados.

En resumen, la química nos permite divertirnos. Y ofrecer una experiencia placentera óptima en la actualidad significa aprovechar la química avanzada de hoy. Nuestra serie observa cómo el trabajo de los químicos lleva al pacer en todas partes.