Nuestro viaje hacia una mayor responsabilidad

Lograr un crecimiento responsable a través de personas empoderadas.

El progreso nace del poder combinado de las acciones individuales que trabajan hacia objetivos compartidos.

Nuestros principios rectores

Nuestros audaces objetivos para 2030 requieren que actuemos tanto en equipo como individualmente, aprovechando nuestro alcance global y nuestro poder individual para llevarnos hacia un mundo de química responsable. Pero debemos tener un conjunto compartido de pautas para dar forma a nuestro viaje. Estos son nuestros principios rectores.

Nuestra evaluación de problemas de responsabilidad corporativa

Nuestra evaluación de problemas de responsabilidad corporativa (también conocida como la evaluación de importancia de la sustentabilidad) nos ayuda a reconocer y evaluar los temas ambientales, sociales y de gobernanza (environmental, social, and governance, ESG) que influyen en el juicio y las decisiones de nuestras partes interesadas internas y externas, o bien tienen un impacto en ellos. Utilizamos los resultados de la evaluación de problemas como aportes críticos para nuestra estrategia de crecimiento responsable con el fin de identificar y gestionar oportunidades y riesgos de ESG alineados con lo que es más importante para nuestras partes interesadas y para el éxito de nuestra empresa.

Trabajamos con expertos externos para llevar a cabo evaluaciones de problemas formales cada dos o tres años. Nuestra evaluación más reciente se completó a principios de 2019 utilizando el siguiente proceso de tres pasos:

Paso 1: Identificar los problemas: revisamos y auditamos los problemas prioritarios informados en la industria y los comparamos con nuestra evaluación de riesgos corporativos para garantizar que todos los temas relevantes se hayan capturado desde una perspectiva de importancia y/o riesgo y oportunidad.

Paso 2: Priorizar los problemas: utilizamos un enfoque multidisciplinario de encuestas y entrevistas para priorizar los problemas identificados, teniendo en cuenta tanto el impacto potencial en las decisiones de las partes interesadas como el impacto en nuestras empresas. Los resultados de las evaluaciones externas e internas se combinan para crear la matriz de priorización.

Paso 3: Validar y actuar: el equipo ejecutivo de Chemours revisa y aprueba los resultados finales de la evaluación de problemas. Esta información da a conocer nuestras estrategias, metas y prácticas continuas de compromiso y divulgación.

Definimos tres niveles de acción y divulgación basados en la importancia de los problemas para nuestras partes interesadas, tanto internas como externas. A través de nuestra evaluación de problemas de 2019, identificamos nueve problemas de ESG priorizados para la acción; puede encontrarlos a continuación.