Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Más Aire Acondicionado, Más Seguridad


En la actualidad, está claro que hay un gran aumento en el volumen de automóviles que circulan a diario en las ciudades y la mayoría de ellos disponen de aire acondicionado. Esto hizo que la búsqueda del fluido refrigerante R-134a (el más usado en los sistemas automotrices), crezca de forma exponencial junto con el número de técnicos y mecánicos que se dedican al mantenimiento de los mismos.

En este contexto, un elemento que siempre hay que tener en cuenta es la seguridad al trabajar con un fluido refrigerante, lo que implica tomar una serie de medidas para todas las tareas, desde el almacenaje hasta la aplicación. Veamos algunos ejemplos:

  1. El almacenamiento de latas o garrafas, se debe hacer siempre en un lugar seguro, donde la temperatura no supere los 52°C.
  2. La elección del fluido refrigerante a utilizar en el sistema debe ser hecho de manera consciente. Cuando se trata de un aire acondicionado automotriz, el producto más indicado es el R-134a. No obstante ello, para los casos de Retrofit del R-12 (el fluido utilizado en los sistemas más antiguos), nosotros recomendamos el uso de ISCEON™ MO49Plus™.
  3. El uso de equipos de protección individual antes de la recarga del fluido refrigerante, es siempre importante y necesario. En contacto con la piel, el fluido puede causar lesiones y quemaduras por congelamiento. Siempre tenga en cuenta cuáles son los elementos de seguridad necesarios para la manipulación de estos productos:
    1. Calzado de seguridad.
    2. Guantes impermeables.
    3. Anteojos de protección.
    4. Vestimenta adecuada para evitar el contacto del gas licuado con la piel (ropa de protección térmica).

Desde Chemours sugerimos estar siempre atento a estos consejos y recuerde que la seguridad es lo principal.