Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Legislación y Alternativos: Reeducación de la importación de los HCFCs en Latinoamérica enciende la luz amarilla para el sector de HVAC

Las medidas de restricción para los HCFCs propuestas por el Protocolo de Montreal, documento firmado por 150 países, en la década de 1980, se van cumpliendo gradualmente. En Argentina, fabricantes de equipos de aire acondicionado no pueden producir más con R-22, el HCFC más usado por la industria de refrigeración y aire acondicionado. Frente a este escenario, las empresas están en busca de refrigerantes alternativos, y la tendencia es que los fabricantes adopten para los nuevos equipos el R-410A para sistemas de A/C y el R-404A o R-507 para sistemas de refrigeración. Se tratan de HFCs que no degradan la capa de ozono, no son tóxicos ni inflamables y presentan muy buena capacidad de refrigeración.

En Brasil, se creó el PBH o Programa Brasileño de Eliminación de los HCFCs, que ya está llegando a su etapa final, cuya meta es reducir en un 16,5% el consumo de HCFCs en relación a la línea base brasileña definida de acuerdo al Protocolo de Montreal en 1.327,30 ton de PDO (Potencial de Destrucción del Ozono) hasta el año 2015. El plan establece que a partir de 2015 habrá reducción del 6,51% (909 ton.) sobre los límites de volúmenes de importación de R-22 establecidos por IBAMA en 2013. La reducción de los límites de importación serán aún mayores para el HCFC 141b, donde habrá reducción del 32,37%. El Protocolo establece, además, metas para Brasil al 2020, donde se espera una reducción del 35% y del 97,5% para 2030. La eliminación total de los HCFCs en los países en desarrollo está prevista para 2040. Según la revista “Our Planet” UNEP/ ONU, entre los años 2050 y 2075 se espera que la recuperación de la Capa de Ozono se consolide, basada en los niveles registrados en 1980.