Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Consejos Del Dr. Retrofit

Buenas prácticas de refrigeración

dr_retrofit Las buenas prácticas de refrigeración son acciones sencillas que pueden ser incorporadas para mantener la seguridad del profesional del sector de refrigeración y el aire acondicionado, lo que garantiza el buen funcionamiento de los equipos y la preservación del medio ambiente. Por esta razón, la práctica de estos durante los procedimientos de instalación y mantenimiento, asegura la buena calidad del servicio.

A continuación, algunas recomendaciones:

  • Guarde los fluidos refrigerantes en lugares limpios, secos y no los exponga a la luz solar. Uno debe tener cuidado de no dejar el envase del refrigerante expuesto a las variaciones climáticas, en lugares donde la temperatura pueda subir mucho debido a la exposición a la luz solar. Por ejemplo, la temperatura en el interior de un vehículo estacionado con las ventanillas cerradas puede llegar a los 70ºC en un día caluroso.

  • No calentar. No utilice ningún tipo de llama o elementos de calefacción eléctrica para tratar de acelerar la carga del fluido en el sistema. Las temperaturas por superiores a 52°C y las llamas pueden provocar la descomposición del refrigerante, liberando vapores tóxicos e irritantes. Además, pueden causar la interrupción de la válvula de seguridad y una posible explosión.

  • Use el equipo de protección individual. El refrigerante en contacto con la piel puede causar lesiones y congelación. Debemos utilizar calzado de seguridad, guantes, gafas de protección y ropa adecuada para evitar el contacto del gas licuado con la piel.

  • Utilice un detector de fugas electrónico. Algunos métodos de verificación de fuga no son eficaces para refrigerantes que no contienen cloro en su composición. Por lo tanto se recomienda el uso de un detector de fugas electrónico específico para el refrigerante que está siendo utilizado. Los refrigerantes no deben mezclarse con el aire comprimido para pruebas de fuga u otros fines.

  • En caso de fuga del refrigerante, ventile el ambiente y sólo entonces realice la reparación necesaria. Esta medida es necesaria ya que los vapores del refrigerante son más pesados que el aire y pueden producir asfixia debido a la reducción del oxígeno disponible en el ambiente para la respiración.

  • No reutilice envases descartables. Jamás recargue cilindros o latas descartables, puesto que no fueron diseñados para este propósito y pueden romperse. Después de utilizar todo el producto y asegurarse de que no haya residuos en el embalaje, se debe abrir la válvula y efectuar un agujero en el sello de seguridad. El envase puede ser enviado a una empresa que recicle metales.
Además de todos estos consejos, también es muy importante verificar las condiciones de manejo, almacenamiento y medidas de prevención a la exposición, indicadas para su producto, en las secciones 7 y 8 de MSDS (Hoja de Información de Seguridad de las Sustancias Químicas).