Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Refrigerante contribuye a la certificación de Edificios Verdes

certificacion_edificio_verde La conciencia ecológica está aumentando en varios sectores, incluyendo el inmobiliario. En éste mercado, se ha desarrollado el LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), la certificación ambiental más conocida del sector de inmuebles. El sello fue creado por USGBC (U.S. Green Building Council – Consejo de Construcción Sustentable de EE.UU.) en 2000 en Estados Unidos, y se le otorga a edificios que poseen, características sustentables, evaluados por requisitos pre-obligatorios y un sistema de puntos que permite determinar el grado de sustentabilidad del edificio, lo que lo sitúa en niveles diferentes.

En América Latina, el interés en la Certificación LEED ha crecido, y actualmente, dos países de la región figuran entre los 10 primeros en el ranking de países con más proyectos certificados o en el proceso de certificación: Brasil en el 4º lugar con 638 proyectos, y México en el 7º, con 322 proyectos.

Curiosamente, la industria HVACR es también parte del sistema de puntos que ayudan a obtener el sello. Los términos actuales de LEED determinan que, al integrar refrigerantes ambientalmente aceptados y con bajo GWP en un proyecto, el emprendedor ganará créditos en el puntaje que determinará, o no, la concesión de la certificación. Fluidos con dichas características también agregan eficiencia energética a los inmuebles. La presencia de CFCs o clorofluorocarbonos en los sistemas de aire acondicionado de las empresas, por cierto, excluye automáticamente la posibilidad de recibir el sello.

"Hoy en día las empresas que diseñan los proyectos han estudiado tres cuestiones relacionadas con el uso de refrigerantes – se atacan la capa de ozono, el calentamiento global y la eficiencia energética", explica Manoel Gameiro, vicepresidente de Eficiencia Energética de ABRAVA - Asociación Brasileña de Refrigeración y Aire Acondicionado - y ejecutivo de Trane / Ingersoll Rand, una de las empresas del sector de refrigeración más grandes del mundo, con facturación de $ 13 mil millones. Maurício Xavier, gerente de negocios de Chemours Fluoroquimicos para América Latina, señala que la compañía ha llevado a cabo decenas de operaciones de reacondicionamiento de edificios, para sustituir los HCFCs por refrigerantes HFCs de la línea ISCEON™. Esta medida contribuye a la adaptación de los proyectos a la legislación del Protocolo de Montreal, además de ofrecer mayor puntuación a los edificios corporativos y residenciales que se aplican a recibir certificaciones ambientales.