Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

¿Sabe cómo eliminar cilindros desechables?

El destino final de los envases desechables es una constante preocupación de Chemours. A continuación, lea cómo hacerlo de forma segura y sustentable.

  1. Asegúrese de que no haya producto en el envase
    • Acople un manómetro al cilindro y mida la presión. Para valores por arriba del 0 psig (50 a 67 kPa), considere que existe fluido refrigerante en el envase. Antes de desecharlo remueva el producto remanente usando un recogedor de fluido refrigerante con un cilindro apropiado.
    • Retire el producto del envase hasta que el manómetro indique 0 psig (50 a 67 kPa).
    • Valores iguales a 0 psig (50 a 67 kPa) indican que no existe fluido refrigerante en el cilindro. En este caso, continúe la operación de desechar.
  2. Abra la válvula del cilindro
  3. Haga un agujero en el precinto de seguridad del envase a fin de evitar su reutilización.
    • Importante: Hágalo solamente tras asegurase de que ya no hay más producto en el cilindro.
  4. Envíe el envase a una empresa que recicle/envíe materiales metálicos.
Observación: Si sólo se usa una parte del contenido del cilindro, lo que quede del producto puede ser mantenido en el envase original, siempre que sea almacenado de forma adecuada.

Las condiciones recomendadas para el almacenamiento de envases con productos son: zona seca, limpia, bien ventilada, alejada de fuentes de ignición y protegida de las variaciones climáticas. La temperatura de los sitios no podrá superar los 52°C.