Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Protocolo de Montreal y los refrigerantes alternativos

La limitación para consumo de fluidos refrigerantes HCFCs como el R-22 impuesta por el Protocolo de Montreal, generará un nuevo ciclo de cambios en América Latina, a partir del 2013. La exigencia será creciente en lo que se refiere al cumplimiento de nuevos patrones de sustentabilidad ambiental en la cadena usuaria de refrigeración y aire acondicionado. Eso provocará que el R-22 y otros refrigerantes largamente usados hasta hoy comiencen a tener su fabricación descontinuada y, por lo tanto, sean escasos en el mercado. Saber identificar y aplicar los reemplazos adecuados de esos compuestos será fundamental para todos los profesionales del área de aquí en adelante. Uno de los consejos útiles que podemos dar en relación a los reemplazos es tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Condición de los equipos, como la estimación de la vida útil y aplicación;
  • Tipo de aceite usado;
  • Presión y temperatura;
  • Rendimiento y eficiencia energética.

Es importante verificar también si los usuarios prefieren invertir en instalaciones y en la compra de equipos nuevos o prefieren realizar sólo el reemplazo del fluido refrigerante.

Después del análisis de esos aspectos, es necesario verificar las diferencias entre los fluidos alternativos comercializados en el mercado para tomar la mejor decisión. Para tal fin, Noticias Refrescantes sugiere la búsqueda de más información sobre esos productos en la bibliografía técnica especializada, dentro de la aplicación que se desea.

Sólo a modo de ilustración, se elaboró un cuadro comparativo simplificado, presentando las principales características de algunos de los fluidos alternativos que existen.
Desempeño Termo-
dinámico
Inflamabilidad Toxicidad Propiedades Ambientales
Hidrocarburos
Amoníaco
Dióxido
de Carbono
Hidro-
fluorocarbonos (HFCs)
Bueno Regular Malo

Observe que los hidrocarburos y el amoníaco presentan buen desempeño termodinámico y propiedades ambientales. No obstante, merecen cuidados especiales en lo que se refiere a los niveles de inflamabilidad y toxicidad, respectivamente. El usuario que decida trabajar con esos productos deberá reforzar los patrones de seguridad de sus operaciones.

Dióxido de carbono: el producto también es una opción interesante que presenta un desempeño positivo con relación a los aspectos ambientales, pero no tiene el mismo desempeño termodinámico observado en los demás productos – presenta buen desempeño para bajas temperaturas (-40C a -20C), pero lo mismo no sucede en otras condiciones.

Ya los HFCs, conforme puede ser observado, son los fluidos refrigerantes que presentan las características más compatibles a las de los HCFCs. Inofensivos a la capa de Ozono, favorecen también el reemplazo práctico y rápido de los HCFCs, ya que fueron desarrollados justamente para reemplazarlos. Como ejemplos de HFCs disponibles en el mercado se encuentra la línea ISCEON™ y algunos ítems de la línea Suva™, con productos para diversas aplicaciones.