Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Green Buildings: Confort térmico sostenible

Green Buildings, o ‘Edificios Verdes’, son parte del movimiento global de la rama de la construcción civil que desarrolla proyectos con el objetivo de no solamente reducir el impacto ambiental generado por la construcción, sino también garantizar que la sostenibilidad sea posible en toda la operación diaria del lugar a futuro.

Esto significa que todos los aspectos relativos al proyecto deben ser pensados de manera que genere el menor impacto posible al medio ambiente. Al considerar que para centros y edificios comerciales el confort térmico es un factor imprescindible, los sistemas de climatización ecológicamente correctos presentan una gran relevancia en los proyectos de los llamados ‘Edificios Verdes’.

En esa área, es importante notar que factores como la reducción del consumo energético y la utilización de fluidos refrigerantes aceptables por el medio ambiente son fundamentales. Siguiendo los principios de preservación ecológica, el uso de fluidos refrigerantes sin cloro evita daños a la capa de Ozono, en el caso de fugas. Además de sus beneficios ecológicos, el uso de fluidos alternativos a los CFCs y HCFCs posibilita que las empresas operen de acuerdo a las directrices fijadas por el Protocolo de Montreal.

En este caso, la utilización de fluidos HFCs (sin cloro) es una de las alternativas más interesantes en la actualidad, debido a la practicidad y seguridad de su manejo y a su buena aplicabilidad y rendimiento que proporcionan a los equipos. Actualmente, diversos sistemas de refrigeración son diseñados para operar con este tipo de fluido. Hay incluso una variedad de opciones que tienen el objetivo de sustituir productos como el R-22 y el R-12.

Para emprendimientos ya construidos, en los que las instalaciones de climatización se encuentran en pleno funcionamiento, también es posible sustituir el fluido refrigerante a través de un procedimiento de Retrofit. En situaciones como esa, la línea ISCEON™ destaca, ya que está compuesta de fluidos que además de no dañar la capa de Ozono, posibilita una sustitución simple y rápida. Además de la practicidad en la instalación, pueden atribuir ventajas durante la operación de los equipos, como la extensión de su vida útil y la reducción del consumo energético.

Asimismo, la practicidad de Retrofit con ISCEON™ permite que el cliente final no se vea afectado con los cambios realizados, cumpliendo con uno de los más grandes retos de los equipos de mantenimiento de un proyecto sostenible.

Así, aprovecha los servicios de mantenimiento para realizar las conversiones de los fluidos refrigerantes, o para sustituir los equipos que cuenten con poca vida útil por equipos que ya utilicen sustancias alternativas.

Conoce más acerca de la línea ISCEON™