Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

La calidad del R-134a en alerta


La calidad del fluido refrigerante utilizado en el sistema de aire acondicionado de un vehículo es un factor fundamental para permitir el buen funcionamiento del mismo. Por ello, con la creciente oferta de nuevas marcas para el producto R-134a (principal fluido refrigerante para la climatización automotriz) es el factor de calidad que está en juego.

En las diversas marcas ofrecidas en el mercado, han sido detectados productos que, a pesar de ser comercializados como R-134a, son en realidad, mezclas que contienen R-22, R-134a e hidrocarburos.

Además de ser considerado un delito, la venta de un producto con un rótulo que no refleje su composición real puede traer diversos perjuicios al usuario, entre ellos están:

  1. Daños en el sistema de refrigeración porque el fluido no cumple con la especificación de calidad definida en la norma AHRI-700: Esta norma indica los límites máximos permitidos de humedad, gases no condensables, entre otros factores que pueden comprometer los equipamientos de climatización.
  2. Riesgos de accidentes de trabajo: Toda vez que la composición del producto es desconocida, se torna difícil definir cuáles equipamientos de protección deben ser utilizados. Cuando el fluido contiene hidrocarburos, por ejemplo, es posible que sea inflamable,dependiendo del porcentual de los mismos en la mezcla. Para el caso en que la composición no sea declarada en el rótulo, es poco probable que los técnicos puedan tomar los recaudos necesarios de protección en relación a las características del producto.
  3. Imposibilidad de preveer el comportamiento termodinámico del producto, comprometiendo la operación eficaz del sistema. Normalmente las relaciones termodinámicas de estos productos, como la relación entre presión y temperatura, son desconocidas.
  4. Daños en el sistema de climatización en función de la incompatibilidad entre fluidos y materiales de construcción de los equipamientos: Es importante recordar que el R-22, por ejemplo, es incompatible con los elastómeros (gomas) que constituyen las mangueras de los sistemas de aire acondicionado automotriz. Las reacciones causadas incluyen la hinchazón de estos materiales, cambiando radicalmente sus propiedades, lo que puede provocar vaciamientos debido a la mala aislación del sistema.

Desde Chemours recomendamos estar atentos! El fabricante del fluido refrigerante es quien debe responsabilizarse por la calidad del producto. Sin embargo, todos pueden hacer su parte verificando la procedencia del mismo.