Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Conoce los múltiples beneficios del nuevo agente de limpieza Opteon™ Sion

 


Ante la problemática ambiental que se vive actualmente, la SEMARNAT comprometida con el medio ambiente, se comprometió a reducción en un 60% las importaciones y ventas del agente de limpieza 141b. Un producto que además de tener un potencial agotador de la capa de ozono, presenta un elevado potencial de calentamiento global.

Chemours, siempre a la vanguardia, pone en el mercado un HFO (Hidro Fluoro Olefina), una nueva generación de gases que no solo tiene un impacto nulo en la capa de ozono, sino que tiene un potencial de calentamiento global muy bajo.

Opteon™ Sion es un agente de limpieza que se utiliza para dar mantenimiento a los sistemas de refrigeración, asegurando el correcto desempeño y evitando futuras fallas. Una de las partes más importantes y susceptible a fallas en el sistema es el compresor, cuando no se realiza un correcto mantenimiento. Las fallas derivadas de un compresor quemado, requieren forzosamente una limpieza eficiente del sistema para que pueda funcionar nuevamente sin ningún problema en el futuro.

Algunas de las causas principales de fallas en el compresor son por el calor excesivo y los contaminantes. El primero puede darse por un sobrecalentamiento, provocado cuando la temperatura del gas de succión al compresor es muy elevada; el bajo voltaje que causa un aumento de corriente eléctrica puede provocar un calentamiento en los devanados y daño del aislamiento; la falta de refrigerante, hace que el embobinado se sobrecaliente si no lo baña suficiente vapor de refrigerante para eliminar el calor que desprende. Por último, las obstrucciones en el evaporador y la falta de ventilación hacen que el sistema tenga una presión muy alta en la cabeza del compresor y/o baja presión de succión, haciendo excesiva la temperatura de descarga del compresor. Para determinar si hay un calor excesivo en el sistema se debe medir con el termopar de contacto en la tubería de descarga. La temperatura de descarga máxima a la que puede llegar el sistema, se mide @6” de la válvula de descarga y es de 107°C.

“opteon_xp40"

La segunda causa de fallas en el compresor puede suceder por contaminantes. En el sistema de refrigeración solo debe circular aceite y refrigerante. Cuando entra en el sistema aire y humedad, el aceite y el refrigerante reaccionan y provocan una enlodadura que forma ácido dentro del sistema. El aire y la humedad entran cuando se hace un vacío ineficiente; la humedad forma congelación y taponamiento de la válvula de expansión o el tubo capilar.

Otro contaminante que puede afectar el sistema es la cera o resinas que obstruyen la válvula de expansión y del tubo capilar, ocasionando la pérdida de compresión que tapan orificios de aceite.

La suciedad y brisas de metal también causan fallas en el compresor, estas se depositan en las válvulas de expansión, obstruyendo la circulación del refrigerante, esto daña el material aislante del embobinado y provoca corto circuito.

Por último, los fundentes de soldadura son compuestos químicos activos, por ello al realizar soldaduras es recomendable pasar una corriente de Nitrógeno de 2 a 5 PSIG por la parte interna de la tubería; así se puede evitar que ingrese escoria al sistema.

Para determinar la presencia de contaminantes dentro del sistema se puede utilizar una Mirilla o visor, que ayuda a observar la condición del refrigerante en su lugar de ubicación y para determinar la humedad; para conocer si existen ácidos se puede utilizar un kit para prueba de acidez y para revisar si hay sólidos, se puede verificar a través de una caída de presión y temperatura en el filtro deshidratador de la línea de líquido.

Opteon™ Sion sustituye al HCFC-141b. Entre los beneficios de este producto destaca su alto poder de limpieza lo que permite una utilización 50% menor del gas en comparación con el gas 141b. Además, Opteon™ Sion tiene una mejor capacidad de solvencia, un punto de ebullición más alto, lo que se permite no se evapore, cero ODP Y un GWP menor a 15. Por último, algunos de los resultados importantes de este gas fueron menores presiones de descarga, mayor eficiencia de los equipos y menores temperaturas de descarga en el compresor.

Este producto ya se encuentra disponible en América Latina y lo utilizan importantes embotelladoras de México.