Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Green Buildings

 

La conciencia ecológica está aumentando en varios sectores, incluyendo el inmobiliario. En éste mercado, se ha desarrollado el LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), la certificación ambiental más conocida del sector de inmuebles. El sello fue creado por USGBC (U.S. Green Building Council – Consejo de Construcción Sustentable de EE.UU.) en Estados Unidos en el año 2000, y se le otorga a edificios que poseen características sustentables, evaluados por requisitos pre-obligatorios y un sistema de puntos que permite determinar el grado de sustentabilidad del edificio, lo que lo sitúa en niveles diferentes.

La industria HVACR es también parte del sistema de puntos que ayudan a obtener el sello. Los términos actuales de LEED determinan que, al integrar refrigerantes ambientalmente aceptados y con bajo GWP en un proyecto, el emprendedor ganará créditos en el puntaje que determinará, o no, la concesión de la certificación. Fluidos con dichas características también contribuirán al ahorro en consumo energético de las instalaciones. La presencia de CFCs o clorofluorocarbonos en los sistemas de aire acondicionado de las empresas, por cierto, excluye automáticamente la posibilidad de recibir el sello.

Mauricio Xavier, gerente de negocios de Chemours Fluoroquímicos para América Latina, señala que la compañía ha llevado a cabo decenas de operaciones de reacondicionamiento de edificios, para sustituir los HCFCs por refrigerantes HFCs de la línea ISCEON™. Esta medida contribuye a la adaptación de los proyectos a la legislación del Protocolo de Montreal, además de ofrecer mayor puntuación a los edificios corporativos y residenciales que se aplican a recibir certificaciones ambientales.