Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Importancia de la composición de los gases refrigerantes

 

Cada fluido refrigerante presenta un comportamiento termodinámico propio, en lo que se refiere a temperatura, presión y volúmenes, que resulta en diferentes capacidades de cambio térmico. Por eso, para cada uno de ellos, existe una relación propia de Presión vs Temperatura, un Diagrama de Presión vs Entalpia, una tasa de cambio térmica específica, entre otras propiedades.

Cuando se realiza una mezcla de fluidos se obtiene un producto nuevo, con una propiedad termodinámica diferente a la de los productos que originalmente la compusieron. Esto significa que, cuando sucede una mezcla inapropiada, se está utilizando, en realidad, un producto con propiedades desconocidas. En esa condición, no hay referencias termodinámicas y no es posible predecir el comportamiento que la mezcla asumirá en el ciclo de refrigeración, lo que podría ocasionar riesgos en la eficiencia y la capacidad del sistema, sin contar, los riesgos químicos que la mezcla de componentes incompatibles puede generar, como la formación de productos peligrosos, por ejemplo.

Un producto con proporciones diferentes a las correspondientes, pone en riesgo su seguridad, afecta el desempeño del producto y puede dañar al equipo.

Trabajar con mezclas incorrectas, no es lo mismo que utilizar una mezcla desarrollada y comercializada por empresas confiables que realizan un riguroso proceso de aprobación junto a los fabricantes de equipamientos y entidades de regulación técnica y de ingeniería, entre ellos, ASHRAE.

Para evitar mezclas indeseables, siempre que realice una modificación en un sistema, controle qué fluido refrigerante y qué tipo de lubricante está en operación en el equipo. Un producto desconocido le impide tomar las medidas necesarias para evitar accidentes.