Seleccione una marca


Chemours Refrigerantes

Los problemas con el aire acondicionado automotriz

Las altas temperaturas vividas en la actualidad conducen a un aumento considerable en el uso del aire acondicionado automotriz. A mayor frecuencia de utilización, mayor posibilidad de tener problemas en las unidades. Por lo tanto, es importante estar preparados para satisfacer esta demanda, informándose sobre el proceso correcto de instalación y mantenimiento, que garantizan el funcionamiento del dispositivo en forma eficaz.

La realización inadecuada de la instalación, el mantenimiento y la sustitución – colocando refrigerante o aceite en mayor o menor medida que lo ideal o permitiendo la entrada de humedad - es responsable de muchos problemas. Por favor, vea la tabla de abajo para entender lo que la ausencia, falta o exceso de refrigerante, humedad y aceite pueden hacer:

Problema Invisible Problema Visible ¿Qué hacer?
Ausencia de fluido - A/C no funciona
- A/C con funcionamiento intermitente
- A/C no refrigera
- Verifique vacíos
- Cargue el sistema
Poco fluido - Baja presión en el sistema
- Sobrecalentamiento del compresor
- A/C refrigera poco
- Válvula de expansión con funcionamiento irregular
- Verifique vacíos
- Cargue el sistema
Exceso de fluido - Alta presión en el sistema
- Sobrecalentamiento del compresor
- Retire el exceso
- Recarga total
Humedad - A/C refrigera poco
- Rotura del compresor
- Cambie el fluido
- Utilice una bomba de vacío para retirar el fluido
Exceso de aceite - Alta presión en el sistema
- A/C refrigera poco
En cuanto a la elección del refrigerante, Chemours indica Suva™ 134a para equipos nuevos e ISCEON™ MO49Plus para reemplazar al R-12 en equipos antiguos. En este último caso, el procedimiento de adaptación es rápido y fácil, ya que no requiere el cambio de aceite. Además, elegir a estos fluidos es una forma de cooperar con el medio ambiente, ya que ambos son HFCs y por lo tanto no degradan la capa de ozono.

Otra sugerencia muy importante es elegir siempre productos de calidad, ya que el uso de líquidos de dudosa procedencia puede traer muchos problemas en el sistema, como la pérdida de eficiencia y futuras fugas del fluido. El R-134a, por ejemplo, debe ser 100% puro en su composición, de lo contrario puede producirse el daño mencionado anteriormente.

Por otra parte, se aconseja revisar el equipo de aire acondicionado del automóvil una vez al año, independientemente del kilometraje, para verificar las mangueras del sistema, cambiar el filtro deshidratador, revisar si hay fugas y completar el sistema con el fluido necesario. Además, se recomienda que el acondicionador de aire sea impulsado por lo menos una vez a la semana, para evitar dañar el compresor lubricando el sistema y que el condensador se mantenga siempre limpio, con la finalidad de garantizar la eficiencia del mismo.

Siguiendo las recomendaciones y los debidos cuidados del sistema de aire acondicionado del automóvil, se puede asegurar su eficiencia y durabilidad, sin olvidarnos que es esencial que los procedimientos se realicen de forma segura, por profesionales formados y con los equipos de protección personal adecuados como: guantes, gafas y zapatos.